Saltear al contenido principal

Passing On un acto ilegal independiente de la cartelización

 

 

Passing on (Traspaso de costes) de la implementación de las tecnologías que permiten a los camiones poder obtener las distinciones medioambientales.

En la Decisión queda claro este aspecto.

(2) “la repercusión de los costes de introducción de las tecnologías de emisiones para camiones medios y pesados exigidas por las normas EURO III a VI.”

(50) “la repercusión de los costes de introducción de las tecnologías de emisión exigidas por las normas EURO III a VI.”

(51) “Asimismo, alcanzaron acuerdos sobre el calendario de introducción y el recargo a aplicar en relación con la tecnología de emisiones exigida por las normas EURO sobre emisiones.”

(52) “se coordinaron en relación con la introducción de los nuevos camiones que cumplirían con la norma EURO III. En concreto, acordaron no sacar al mercado este tipo de camiones hasta que existiese la obligación legal de hacerlo y consensuaron el rango de recargos sobre el precio que se aplicarían a los mismos”

Etc.

Sin embargo, en las sentencias recientemente publicadas, este perito parece no haber sabido explicar bien la independencia de este hecho ilegal con respecto a la cartelización global del mercado de camiones de MTMA mayor o igual a las 6 tn, ya que Sus Señorías interpretan una errónea doble cuantificación (que así ha sido debido a la codicia de los demandados) en los sobrecostes. No obstante, a mi humilde entender, se trataría de dos acciones absolutamente independientes y así queda recogido en la Decisión. Por un lado, se coordinaron para cartelizar todo el mercado de los camiones incluidos todos los sistemas que conforman un producto tan complejo como es un camión, y por otro, aprovechando la llegada de las diferentes Normativas Medioambientales, al igual que hicieron con la llegada de la moneda Euro, decidieron incrementar los costes de los camiones con un passing on. No se trataría de una doble cuantificación por error, es que se trata de dos acciones independientes ya que traspasaron estos costes a los clientes. Son dos hechos diferentes.

Es decir, de haber existido sólo esta acción ilegal del passing on, se hubiera cuantificado de manera independiente e igual a como lo hago yo. Pero esto no obligaría a una cartelización del producto. Del modo inverso sucede lo mismo, una cartelización del producto no exime de la existencia de un passing on de alguno de los sistemas que integra un camión.

¿Por qué cuantificamos en un 100% este passing on? La Decisión nos indica en el considerando 52 “consensuaron el rango de recargos sobre el precio que se aplicarían a los mismos”. El término rango de recargos es sumamente inexacto. Podríamos estar hablando desde un 5% hasta un 300%. Lo desconocemos y es imposible saber sin tener acceso a las pruebas (solicitadas y denegadas). Por ello, lo más objetivo, es calcular los costes de fabricación de cada uno de los sistemas que componen el conjunto de dispositivos y soluciones que limitan las emisiones contaminantes, y establecer una relación de estos cotes con el año de fabricación y el volumen del motor. Aplicando la más lógica elemental, sería complicado imaginarse a los cartelistas decididos a cargar al precio de sus camiones los costes derivados de estas tecnologías y decantándose por cargar sólo un 30% para no excederse. No parece muy plausible esta situación.

Sin ningún atisbo de dudas, el cumplimiento de las Normativas Europeas Medioambientales que obligaron a que los camiones implementaran soluciones costosas, han sufrido un doble encarecimiento. Por un lado, la cartelización (incremento ficticio derivado de una acción anticompetitiva) y por otro lado un passing on de los costes de producción al comprador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba